Make your own free website on Tripod.com

EN ALTA MAR:

A Balazos Disputan Las Areas De Pesca

 

Ultimos enfrentamientos entre tripulantes de pesqueros industriales y

pescadores artesanales movilizan a Comisión de Diputados para acelerar la

Ley de Pesca.

 

 

VALPARAISO (Hernán Cisternas).- La autoridad marítima y algunos

parlamentarios calificaron ayer como inquietante los últimos enfrentamientos a

balazos registrados en alta mar, frente a dos regiones centrales, entre tripulantes de

naves pesqueras industriales y pescadores artesanales.

 

Reunidas ambas partes en Valparaíso, advirtieron que estos hechos pueden

desencadenar en cualquier momento muertes a raíz del uso frecuente de armas de

fuego dentro de un área de 5 millas desde la costa.

 

Esta preocupante situación fue analizada ayer en la Dirección General del Territorio

Marítimo y Marina Mercante (Directemar), hasta donde concurrieron los

parlamentarios Rafael Arratia, Leopoldo Sánchez y Alejandro Navarro, miembros de

la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, quienes denunciaron la

situación y pidieron la intervención de la autoridad marítima para aumentar el control.

 

Rafael Arratia indicó que los hechos más recientes ocurrieron el 11 de marzo en

Matanzas, frente a la Región del Libertador O'Higgins, y el 22 de marzo en Rocas de

Santo Domingo, en la Región de Valparaíso.

 

Según el parlamentario, a la cuadra de Matanzas hubo un enfrentamiento entre

barcos de las empresas pesqueras Camanchaca y Nacional con tres embarcaciones

artesanales de la zona de Navidad, identificadas con los nombres de Jaymelly, El

Aguila y San José.

 

En las aguas de las Rocas de Santo Domingo, en cambio, el encuentro fue entre 10

embarcaciones industriales y 12 de la pesca artesanal.

 

De acuerdo a los antecedentes proporcionados por los diputados, la situación tiene su

origen en el ingreso de los barcos pesqueros industriales al interior de las 5 millas que

la ley reserva a los artesanales, lo que ha llevado a disputar la captura de peces en la

misma área.

 

No obstante que la Ley General de Pesca y Acuicultura estableció en su artículo 47

una franja de 5 millas - medidas desde la costa- como reserva para la pesca

artesanal, la Subsecretaría de Pesca dictó el 24 de marzo último el decreto 619

mediante el cual autorizó a la actividad pesquera industrial para que durante seis

meses pueda operar dentro del área de los artesanales en dos regiones - VI y VII-

para extraer anchovetas y sardina común.

 

En la VI Región fueron autorizadas para ingresar hasta 2 millas de la costa, mientras

que en la VII Región hasta 1 milla de esa línea de base.

 

El diputado Leopoldo Sánchez expresó que a raíz del agotamiento de los recursos

pesqueros la lucha que se está dando entre los industriales y los artesanales es fuerte,

ante la insistencia de los primeros por perforar la zona de reserva.

 

Planteó que para evitar nuevos enfrentamientos y consecuencias fatales urge que la

autoridad marítima y el Servicio Nacional de Pesca acentúen la fiscalización de la

Ley de Pesca y de los espacios marítimos que corresponden a unos y otros.

 

El director general de Directemar, vicealmirante Jorge Arancibia Clavel, se

comprometió ante los parlamentarios a intensificar la inspección de naves al momento

del zarpe desde las caletas y puertos, de tal modo de evitar que salgan a alta mar

portando armas.

 

En la reunión de ayer se analizó asimismo el retraso que ha tenido la implementación

y puesta en marcha del sistema de posicionamiento satelital de naves, aprobado por el

Congreso. A través de él los organismos fiscalizadores conocerán en forma exacta la

ubicación de las embarcaciones industriales y su ingreso a áreas de pesca prohibidas.

 

En febrero del año pasado se declaró desierta la licitación que definiría el sistema de

posicionador satelital, realizándose un nuevo llamado en julio. Se estima que durante

abril terminará la homologación del software adquirido por Directemar, lo que

permitirá informar a las empresas pesqueras sobre el tipo de equipos que deberán

comprar, para lo que tendrán plazo de un mes.

 

El diputado Alejandro Navarro sostuvo que aparte de la mejor fiscalización es

indispensable proceder a un cambio de la Ley General de Pesca y Acuicultura -

18.892- porque es claro que ésta se encuentra agotada y es la responsable de la crisis

que afecta a la actividad pesquera nacional.

 

En su opinión, el nuevo cuerpo legal debe resguardar el recurso pesquero y la

integridad física de todos. "Si no existe una pronta presentación del Gobierno de un

nuevo proyecto de ley ante el Congreso, los problemas van a continuar".

 

Para graficar su urgencia señaló que en la práctica actualmente no existe

fiscalización pesquera porque ni la Armada ni Sernap tienen recursos con ese fin.

"Los recursos para fiscalizar son un chiste. En la VIII Región sólo se tiene un millón

de pesos para la vigilancia y patrullaje aéreo, no obstante que a diario zarpan 120

naves. En el fondo, es no tener nada".